ULTRACAVICATION

Apoyo en el equipamiento de tu centro de estética: aparatología, estrategia comercial (tarifas, promociones, etc), modelo de negocio, asesoría comunicacional (consentimientos informados, fichas-registro, etc), teléfono de asistencia médica, explotación compartida.

Ultracavitación: Ultrasonidos la solución a la celulitis

La ultracavitación, es una técnica no-invasiva (sin cirugía) para moldear el cuerpo y eliminar celulitis que logra resultados altamente satisfactorios en reducción de volumen y celulitis desde la primera sesión. Se constituye como una técnica comparable a la liposucción.

La tecnología de ultrasonidos de baja frecuencia permite tratar de forma selectiva las células grasas y las moléculas de triglicéridos produciendo su rotura sin dañar los tejidos de alrededor. El sistema es muy selectivo, lo cual asegura que el objetivo afectado es el tejido adiposo subcutáneo y no otro.

La incorporación de esta técnica en un Centro o Clínica de Estética es una inversión rápidamente amortizable con nuestras ofertas permanentes. No te quedes atrás, estos dispositivos se van a convertir en el aliado indiscutible para tratar la celulitis y la grasa localizada. Ven a conocer nuestros equipos de Ultracavitación, saldrás ganando.

Durante años se ha buscado la forma de destruir selectivamente las células grasas prescindiendo de todo acto quirúrgico. Una gran parte de las investigaciones realizadas se han basado en el uso del ultrasonido y, en concreto, tratando de generar selectivamente uno de sus efectos directos, denominado “cavitación”, en el tejido graso.

La cavitación y sus efectos en el organismo

La cavitación es un fenómeno físico basado en el efecto de los ultrasonidos en líquidos, que provoca la creación repetida de microburbujas de vacío de gran tamaño, debido a la oscilación rápida de cambios de presión. Las ondas ultrasónicas convergen en el área corporal objeto de tratamiento y se acumulan en un punto produciendo el efecto de cavitación, lo cual conlleva la rotura de las membranas celulares de los adipocitos permitiendo la liberación del contenido graso de los mismos (triglicéridos), estas lipoproteínas liberadas son descompuestas en moléculas más simples y metabolizadas a través de un proceso metabólico y fisiológico natural, siendo evacuadas por vías linfáticas y venosas y eliminadas finalmente con la orina.

Ventajas de la ultracavitación en el tratamiento de la celulitis

Es un tratamiento indicado para aquellas personas sanas que no tienen problemas hepáticos o renales, que quieren mejorar el aspecto de su cuerpo sin tener que acudir a la cirugía. Nos permite realizar tratamientos de depósitos grasos localizados y celulitis con gran seguridad, comodidad y eficacia. Es un tratamiento muy apropiado para abdomen, caderas, cartucheras, cara interna y posterior de muslos, rodillas, brazos...

No tiene ningún efecto secundario, no es doloroso (tan sólo se nota un cierto calor en la zona tratada) y no necesita tiempo de reposo, permitiendo continuar con nuestras actividades cotidianas inmediatamente después de la sesión. Tan sólo se recomienda antes y después del tratamiento mucha hidratación. Es conveniente aplicar técnicas de masaje rodado o drenaje linfático después del tratamiento para favorecer la eliminación de las grasas movilizadas.

Resultados de la ultracavitación

Los resultados de la ultracavitación son progresivos, no obstante tras la primera sesión ya es apreciable una mejoría de la zona tratada. Logramos una importante reducción del perímetro y la eliminación progresiva y permanente de acúmulos adiposos.

No existe inflamación ni alteración de los tejidos circundantes, por lo que no hay tiempo de reposo tras el tratamiento. Además de que no es invasiva, permite atacar justo donde lo necesitemos por lo que los resultados siempre serán más precisos. Sus efectos se notan rápidamente, pudiéndose llegar a perder hasta 2 centímetros por sesión, según el caso.

Los resultados de la cavitación pueden ser mejorados mediante la combinación con otras prácticas estéticas como los masajes linfáticos y otras terapias como los endomasajes que contribuyen a facilitar la salida de las partículas adiposas.

Ultracavitación, la alternativa a la liposucción

La cavitación también podría denominarse "liposucción sin liposucción". De hecho, la cavitación , a diferencia de la liposucción, no utiliza cánulas aspirantes, anestesia, ni otros elementos quirúrgicos, porque, a través de una máquina que simplemente toca la piel y emite ultrasonidos, se puede obtener la disolución y la eliminación de la grasa superflua contenida en las células adiposas.